Oier Iruretagoiena


 
La pregunta: ¿Cómo, desde tu experiencia y perspectiva, las prácticas artísticas construyen esfera pública?
 
Empecé jovencito, y hasta el día de hoy / en esta parte cántabra, hacedor de mucho humor soy / si bien me enterrarán, no me olvidarán / dentro de ochenta años, todavía de mí hablarán *
 
¿De qué manera crean esfera pública las prácticas artísticas? Lo primero que me vino a la cabeza fue ese bertso de Txirrita, que acabamos de escuchar, puesto que trata sobre la impronta de una práctica vital en la sociedad. En aquella época, principios del siglo XX, mucha gente se aprendía los bertsos de memoria, y se popularizaban mediante el boca a boca. Ahora, en el año 2016, justo cuando acaban de cumplirse 80 años desde la profecía de Txirrita, yo también me he dado cuenta de que me sé el bertso de memoria, y me he sorprendido, porque, hasta ahora, no me había dado cuenta de que, en efecto, me lo sabía. Y… ¿por qué me lo sabía? Pues, porque en la década de los 90 la televisión pública vasca emitía una serie de dibujos animados sobre Txirrita, y en la cortinilla del principio ponían esa canción, así que, a fuerza de oírla, al final la memoricé, sin querer, de niño. Puede que algunas otras personas también se sepan el bertso sin ser conscientes de ello, pero está claro que no son la mayoría de la población, puesto que el canal de televisión ETB1 no es, ni era, el canal de mayor audiencia. Hay que saber euskara, y eso mismo ya supone una gran barrera. Los dibujos animados sobre Txirrita estaban en la esfera pública, de la misma manera que los bertsos de Txirrita, pero, en ciertas esferas, eran y siguen siendo invisibles, algo remoto.
 
El arte, en algunas esferas, es práctica y discusión, construimos una mirada y un imaginario común, la esfera pública y la privada se alimentan la una de la otra. En cambio, en otras esferas, el arte es una cosa remota.
 
*Primer bertso, fragmento de “Txirritaren lehendabiziko bertso lagunak”. Extracto del disco “Txirritaren bertsoak”, por Xabier Lete y Antton Valverde (Herri Gogoa / Edigsa, 1976).